lunes, agosto 09, 2010

La Imperfecta Naturaleza del Ser

Hace tres o cuatro semanas que los domingos por la tarde me reúno con un grupo de amigos para practicar tocando temas de blues, funky, gipsy y lo que caiga. Tocamos en plan 'jam session', de oído, sin partituras y sin tener los temas claramente definidos. Más bien improvisamos riffs, melodías y sólos 'ad-libitum' sobre el estilo que corresponda en cada momento, cometiendo errores y corrigiéndolos sobre la marcha, sin parar ni volver atrás, y el 80% del tiempo la cosa funciona más o menos aceptablemente.



Logan Franklin (http://www.logansart.com/)
Collection of David Wilson and Belle Cole


Hoy Domingo, volviendo a casa con el coche después de pasar la tarde tocando y todavía bajo los efectos de la jam, he puesto la radio, que ha ido a sintonizarse en un canal de radiofórmula donde daban música electrónica de baile, música dance.

El contraste con las sensaciones y las ideas musicales que todavía resonaban en mi cabeza ha sido brutal.

Frente a nuestra música 'viva', orgánica, mutable, imprevisible, a ratos caótica, a ratos torpe, a ratos atrevida, aparecía una música interpretada por una máquina, fría, precisa, exacta, que se limitaba a encadenar una série tras otra de patrones preprogramados, que aunque pudieran ser tímbricamente atractivos, conformaban temas que no tenían alma, completamente impersonales. Ni siquiera las letras terminaban de decir nada, a pesar de sus inflados ecos trascendentes.

Es la música de las máquinas. Hecha por máquinas, para las máquinas.

Qué pena de progreso.

He sufrido un poco mientras la escuchaba, pero no la he querido quitar para poder compararla y porque al mismo tiempo que la padecía he podido alegrarme de estar trabajando mi imperfecta naturaleza humana con el objetivo de aprender a tocar música. Tocarla por mí mismo. Mi música. Una música que puedo tocar con personas que son como yo, imperfectas. Una música que podrá sonar mejor o peor, pero que siempre resulta única e irrepetible. Una música humana.

Etiquetas: , ,

1 Comentarios:

Blogger Santiago said...

voy seguido a la jam a escuchar música, me hace muy bien ir para allá. mis amigos prefieren ir a the kilkenny pero intento que me acompañen a escuchar música jazz o rock pero bueno, a veces hay que adaptarse al grupo

2:32 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home